Función barrera de la piel

Si tenemos en cuenta que la piel es el órgano más extenso que tiene el ser humano, no es de extrañar que los expertos entiendan que es precisamente ésta piel la primera barrera que tenemos ante todo tipo de agresiones externas.

Sin embargo, a pesar de que ésto es un hecho fácilmente comprobable y del que todos tenemos constancia, siempre conviene acotar los términos y saber realmente qué es la función barrera de la piel y, lo que es más importante, cómo está formada y cómo podemos mantenerla en óptimas condiciones para que nuestro organismo siga protegido.

¿Qué es la función barrera de la piel?

En esencia se puede decir que es la función que desempeña la capa más superficial de nuestro organismo y que tiene como objetivo principal de todas las agresiones externas que nos podamos encontrar.

Entre estas agresiones externas, podemos encontrar con dos principalmente, sobre todo teniendo en cuenta en la época en la que vivimos:

  • Las agresiones que tienen que ver con los agentes contaminantes que hay en el medio ambiente.
  • Las agresiones que tienen que ver con las radiaciones del Sol.

¿Cómo está formada la barrera de la piel?

Son varias las partes las que tenemos que mencionar para conocer la composición de esta barrera natural. Sin embargo, principalmente tenemos que hablar de tres pequeñas capas que son la epidermis, la cual, es la más superficial de todas, la dermis y todo el conjunto de vasos sanguíneos que nos encontramos por debajo de la piel propiamente dicha.

Por supuesto, si seguimos profundizando, nunca mejor dicho, nos encontraremos con más capas como las celulares o las nerviosas, las cuales, son igualmente importantes aunque no están tan expuestas como estas tres que acabamos de mencionar.

Como cuidar la piel y su función barrera

A pesar de que se pueda pensar que mantener la funcionalidad en óptimas condiciones puede ser algo complicado, en realidad no lo es en absoluto. Basta con tener en cuenta algunos aspectos que si bien es cierto son muy importantes no son muy costosos.

  • Por encima de todo debemos mantener la piel hidratada correctamente . Una falta de hidratación puede ser el primer paso a un problema mayor.
  • Siempre que podamos hay que evitar exponer nuestra piel de manera excesiva a los rayos del Sol. Esta radiación la puede dañar mucho llegando incluso a poder ocasionar alguna enfermedad grave.
  • Cuando estemos en entornos altamente contaminados es importante tenerla protegida con alguna tela especial.
  • En la medida de lo posible, aunque somos conscientes de que esto no es nada sencillo, hay que tratar de tener una rutina de higiene cutánea en la que los productos químicos brillen por su ausencia. Para la ducha diaria es recomendable un jabón syndet, esto hará que nuestra barrera no se deteriore lo más mínimo.
  • Aunque pueda parecer que no tiene influencia, lo cierto es que el hecho de tener una buena alimentación es vital. Una buena alimentación basada en frutas, verduras y antioxidantes nos permitirá no perder ninguna propiedad y mantener las condiciones naturales del a piel en un perfecto estado.