Psoriasis

Si bien es cierto que no es una de las dolencias relacionadas con la piel más extendidas, no es menos cierto que sí se puede decir que un 15% de la población la padece teniendo en cuenta que se da principalmente en adultos y que tiene una fuerte componente hereditaria.

Un problema que puede llegar a ser severo en algunos casos afectando de manera importante a la calidad de vida del paciente. De ahí la importancia de conocer con todo detalle qué es, cuáles son los síntomas y cuáles son los tratamientos que existen actualmente.

¿Qué es la psoriasis?

Se trata de una enfermedad localizada en la piel que tiene su origen en el sistema inmunitario. Dicho problema hace que las células que se renuevan en la piel avancen hacia las capas más superficiales a una velocidad anormal. Esta acumulación de células es lo que provoca todo el conjunto de síntomas que se presentan.

Síntomas de la Psoriasis

A diferencia de otros problemas que tienen que ver con la piel, la psoriasis no se centra única y exclusivamente en las manos ya que alcanza la práctica totalidad del cuerpo incluido el cuero cabelludo.

 

psoriasis en la mano

 

La llegada de esa gran cantidad de células que hemos mencionado al inicio de estas líneas hace que la zona afectada, por ejemplo las rodillas o las manos, entre otras, sufran una considerable hinchazón. Esto es debido a que hay más capas de piel de lo normal.

La psoriasis también suele manifestarse en forma de escamas. Esto es debido a que las células muertas no se retiran de la manera correcta al estar tapadas por las nuevas capas de piel.

Otro síntoma muy característico es el que tiene que ver con el picor. Un picor que en épocas de brotes se podría incluso decir que es extremo.

La falta de hidratación en rodillas, codos y cabeza es bastante frecuente ya que el propio organismo no tiene la capacidad suficiente de hidratar tanta cantidad de piel.

 

psoriasis en las rodillas

Hay que decir como nota importante que estos síntomas puede aparecer, desaparecer e incluso agravarse o reducirse en intensidad en función de algunos factores como el estrés, las infecciones o algunos tipos de medicamentos.

Tratamiento de la psoriasis

Antes de nada hay que decir que la psoriasis es una dolencia que no tiene cura. Esto implica que la única solución es mantener, en la medida de lo posible, los síntomas bajo control. No obstante, existen dos tipos de tratamiento que funcionan muy bien actualmente:

Terapia sistémica para la psoriasis

Por un lado tenemos las que se conocen como terapias sistémicas. Estas terapias se dividen a su vez en terapias de tipo tópico, las cuales, son aquellas que se aplican directamente sobre la piel y terapias basadas en la fototerapia, es decir, tratamientos de luz ultravioleta.

En cuanto a las terapias sistémicas tópicas nos encontramos con tratamientos basados en medicamentos que luchan por controlar la inflamación de la piel.

Terapia biológica para la psoriasis

Las terapias biológicas están también basadas en medicamentos, los cuales, están elaborados a partir de células humanas o de origen animal y que tienen como objetivo reforzar el sistema inmunitario.